Poesia y narrativa por Luis Borja Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

miércoles, 2 de abril de 2014

POZO


Aquí yace la voz húmeda  de todos los muertos
El agónico llanto de nuestras madres
La plegaria desangrada de mi abuela
Yacen la carne podrida de nosotros: los hijos de la guerra
Los que nacimos con la bastarda manía de matarnos
Yace la locura de hilvanar a balazos nuestros huesos
Estamos todos juntos
¿Somos 23?
                                                                                                          ¿24? 
                                                                                                                     ¿25?
¡No importa!
Estamos todos juntos
Apretados como un puño
Contemplando la ondulante luz  que nos asfixia
Yacemos perdidos
Asqueados de lamernos nuestras heridas
Destilando el inservible esperma del espanto
Estamos hartos
con la palpitación ahogada de nuestros lamentos
la carne se nos cae
Se ha convertido en una letanía infinita
En una oración podrida
¡Esta es la carne!
¡Esta es nuestra pena!
II
Estamos abrazados
Juntos como una sonata triste
Caemos
La desangrada luz  ya no nos toca
Somos los peces gravitando en la noche
Con las manos temblorosas del agobio
Seguimos todos juntos
¿Somos 23?
                                                                                                          ¿24? 
                                                                                                                     ¿25?
Descendemos
Enfrentamos  la ceguera con los brazos abiertos
Con la prolongación oscura de un corazón perdido
Caemos
Con el alma perdida diluyéndose en el tiempo
Y es tarde ya
                                                                                                          lo sabemos
Deambulamos con la fe  en el corazón marchito
Y no es suficiente el grito
No es suficiente el clamor
Con la voz ahogada
Se va esparciendo la sangre
Y nuestros cuerpos  han tocado el fondo
Mientras la luna nos desnuda
III
En la superficie alguien pronuncia mi nombre
Y dice cadáver!
Cadáver plegaria dispersa
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria cansada
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria mandíbula
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria garganta
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria machete
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria desaparecida
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria vejez
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria marchita
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria mentira
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria país
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria podrida
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria pandilla
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria ahogada
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria revólver
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria sicarios
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria inmigrante
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria asesina
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria adolescente
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria tatuada
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria de adictos
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria de años
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria de sueños
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria  de balas
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria de carne
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria  de moscas
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria de cráneo
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria de madres
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria de abuelas
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria de súplicas
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria de miedo
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria de niños
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria de cirios
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria de cenizas
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria de agua
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria de barro
                                                                                                          Ruega por ellos
Cadáver plegaria de muertos
                                                                                                          Ruega por ellos
El fondo del pozo
yace la voz húmeda  de todos los muertos!
En la superficie alguien pronuncia mi nombre

Y dice cadáver!



Luis Borja. El Disparo. Cuentos del Barr(i)o

jueves, 20 de febrero de 2014

MULA


Mi vientre es una bomba de tiempo
tengo miedo
mi piel envolviendo la locura es una cuna fugitiva
un orgasmo plantado por el señor de los cielos
¡Ay Padre!
¡Padre santísimo!
tengo  mi vientre cansado
implorando la plegaria atada a tu saliva
va mi vientre pronunciando las sílabas que recogen del polvo
va mi vientre padre!
calcinando los labios de mi vagina
segregando el miedo  de nacer entre las fronteras
va mi vientre palpitando un hijo prohibido
va mi hijo enmudeciendo mis sentidos
¡Ay Padre!
¡Padre santísimo!

¡que los perros no me huelan el culo!




EL DISPARO. Cuentos del Barrio.

miércoles, 22 de enero de 2014

SILLA DE RUEDAS


Las piernas están mudas
Muda quedó la nocturna sombra de la marcha
Partidos quedaron los sueños de un solo disparo
Ante la muda sonrisa de un niño
Las piernas están mudas- te digo-
Sólo puedo mover mi nostalgia de infante  ante la ciudad enferma
Sólo puedo envejecer como un puñado de carne
Como una esperanza que se le cae a la niebla
Las piernas están mudas y tengo  frío
Y la columna se me hace un gusano muerto
La mano la  tengo inerte, no podré escribir las letras del  barrio sobre tu cuerpo
Muda está  mi alma  en una silla de ruedas
Jamás me dolió verme así,
Ni el día en que me brincaron  y quede tuerto
Ahora tengo una mueca  por sonrisa,  y a vece ella también se muere
Las piernas están mudas
y mudos los retratos de mi habitación
la palpitante sonrisa  en sepia de mi madre me dice que  aún no muero
que la nostalgia la aprendí  a manejar desde niño
y que el insomnio se maneja  con dos puñetazos a la noche.
Sin embargo ahora, mudo el cuerpo, todo  se corroe
Todo hasta mi silla de ruedas que se hizo una extensión de mi sombra muerta.


El Disparo. Cuentos del Barrio. Luis Borja

viernes, 10 de enero de 2014

I


Poco a poco
con tus caricias se me caen las escamas
y es ahí cuando encogido como un feto
me hundo el  hueco de tu mano: Soy un parásito.

Células muertas.PUS. Luis Borja